POSICIONAMIENTO EN LAS REDES SOCIALES ¿SI O NO?

La tendencia de todos los negocios es tener presencia en las redes sociales, pinterest, Facebook, Twitter, Instagram, etc. La lista es infinita. Cuando iniciamos nuestra actividad social al poco tiempo nos planteamos una serie de cuestiones ¿le estoy sacando rendimiento? ¿Mi tiempo se está perdiendo?

En el siguiente Post se han definido cuatro puntos a tener en cuenta a la hora de tener presencia en las redes:


Selección

Es clave conocer el tipo de cliente al que se dirige nuestro producto para así seleccionar la red o redes sociales más adecuadas. Lo importante es el cómo y no el cuánto. Las redes sociales que seleccionemos deben estar perfectamente controladas, nuestro tiempo de respuesta se debe contabilizar en minutos no en horas o días. Es muy común ver perfiles inactivos desde hace meses o años creando así una mala imagen al potencial cliente.


Desarrollar la marca

En la actualizada un alto porcentaje de empresas ya cuentan con buenas webs corporativas. Pero aún existe el descuido de “estar por estar”. El mundo offline como el online de una empresa debe estar unificado (entre otros factores) por una imagen propia que permita al usuario identificarnos de forma rápida.

El desarrollo de una marca no se limita a tener a un logo, debemos ir más allá: seleccionar colores corporativos, tipología de letra, formas y logo e implantarlo en nuestro negocio físico, web, packaging, redes sociales, etc.


Cumplimentar los campos

Completa toda la información de perfil que puedas
. Cada red social nos ofrece diferentes campos a cumplimentar, no piensen que alguno de ello no es necesario, tal vez sea el que te ayude a obtener a un cliente. Cuanto más completo esté tu perfil, más seriedad transmitirá. Al igual que los campos a cumplimentar, tanto la foto de perfil como la de portada conforman el escaparate de tu negocio, la calidad y el tamaño óptimo, condiciones básicas a seguir.


Textos

Escribir por escribir no es una opción. Internet nos ofrece innumerables redes sociales que ayudan a gestionar las redes sociales de una forma eficaz. La inspiración no siempre está presente por ello una opción cuando la misma llegue escribamos una serie de textos  junto con imágenes para así programar luego varios días. Cada palabra es motivo de estudio para tu potencial cliente, hacerlo es bien es la única opción posible. Escritura sin faltas de ortografía junto con una calidad de texto óptima es la clave del éxito.




¿Quieres conducir tu empresa al éxito?

MBV CALIDAD
856 588 297
info@mbvcalidad.com
www.mbvcalidad.com

DONALD TRUMP GANÓ GRACIAS A UN SISTEMA ISO 9001:2015

¡El futuro presidente de la primera potencia mundial ha ganado las elecciones gracias a seguir a las directrices de la norma ISO 9001:2015 de Calidad!


Lo primero que hizo Trump fue aplicar el Apartado 4 “Contexto de la Organización” que le ayudó a determinar sus debilidades y fortalezas a nivel personal, junto a las posibles Amenazas y Oportunidades sobrevenidas. Tras realizar con su equipo un excelente DAFO, aplicó la herramienta CAME para corregir sus debilidades, hacer más fuertes sus fortalezas, protegerse de las amenazas y aprovechar las oportunidades.

Cerrado el Apartado 4 se centró en el 5 “Liderazgo”. Se enfocó en aquel perfil de votante que le podría dar la Casa Blanca (perfil medio/bajo), estableciendo una comunicación simple y directa: Mítines con un lenguaje cercano y coloquial, eslóganes creíbles (Make America Great Again) y mensajes en redes sociales. Analizando Trump su circunstancia y definiendo quiénes eran las partes interesadas (prensa, votantes, rivales) estableció una política de calidad: una política diferenciadora, fuerte y lo más importante, cercana. Para llevar a cabo tal política eligió a su equipo y desechó a aquellos contrarios a él (la mayoría de senadores Republicanos).

Apartado 6 “Planificación”. Con el objetivo marcado se centró en las acciones a implementar, a destacar una de ellas: Centrarse en los estados donde predominaba una mentalidad tradicional, esta acción traía consigo revisar los riesgos y oportunidades.
Conforme avanzaba la campaña, planificaba cambios que le ayudarían en su mejora continua (descartó que su mujer volviera hablar por la copia al discurso de Michelle Obama o rechazó hablar de ciertas promesas conflictivas tras su oficialidad como candidato Republicano).

Durante la Campaña, Donald Trump requirió “Apoyos” (Apartado 7): Personas comprometidas que creían en su futura política, infraestructuras (todos los mítines estaban perfectamente organizados y controlados) y recursos: iluminación, merchandising, personal, etc.  y todo previamente planificado. ¿Os imagináis que justo al empezar un mitin se dieran cuenta que faltaba el equipo de sonido?, ¿Qué imagen hubiese dado Trump?

Prosiguiendo, entramos en el Apartado 8: “Operaciones”. Cada paso de la campaña estaba previamente definido y documentado en un procedimiento: Gestión de RRSS, Preparación de mítines, Acciones de Marketing, etc. Cada día se repetían una y otra vez, y se medían sus resultados con objeto de asegurar el cumplimiento de los objetivos marcados (Apartado 9: Evaluación del Desempeño) para en caso de detectar alguna desviación, aplicar medidas correctivas y/o preventivas de garantía el éxito (Apartado 10: Mejora).
Donald Trump se ciñó a los siguientes indicadores para analizar el desarrollo de su campaña (dicho por el director de campaña Sr. Steve Bannon): Encuestas, número de asistentes a los mítines e interacciones en las redes sociales.

Desde hoy ya todos sabemos el resultado: DONALD TRUMP Presidente de EEUU, gracias a aplicar un sistema de trabajo que conduce al éxito a cualquier organización: ISO 9001:2015.

¿Quieres conducir tu empresa al éxito?

MBV CALIDAD

856 588 297
info@mbvcalidad.com
www.mbvcalidad.com

Como crear una campaña eficaz

En cuestión de días se inicia una nueva campaña navideña en la que las grandes marcas y establecimientos buscan obtener el mayor rendimiento posible.

Crear una campaña eficaz no está ligada a una importante inversión económica que haga tambalear nuestro futuro. Entendemos como campaña eficaz aquella que nos permite alcanzar un objetivo previamente determinado.  

Pero, ¿Qué quiere decir eso? Si nosotros realizamos cada año una campaña de navidad, sabremos si ha sido un éxito porque comparamos los datos con los de años anteriores.

En muchísimas ocasiones un comerciante define su éxito por el aumento de potenciales clientes en su tienda (que no clientes) o por las ventas producidas con respecto a meses pasados cuya venta de antemano se esperaban bajas.

¿Cómo crear una campaña eficaz?

Lo primero es marcar el objetivo, ¿Buscas aumentar el tránsito de clientes por tu tienda? ¿Tu objetivo es el número de ventas? ¿O el beneficio neto?

Según la tipología del establecimiento el objetivo será diferente pero en lo que sí se coincide es en la necesidad de medir, lo que no se mide no se puede evaluar, obligándonos a determinar una forma de calcularlo (mediante el TPV, wifitraking, bolígrafo y papel, etc.) La necesidad de medir es el factor clave de toda campaña.

El siguiente paso es definir el presupuesto y desglosarlo: campaña de marketing (offline y online) adquisición de productos y contrataciones requeridas.

A continuación debemos marcar un calendario evitando así las prisas de última hora y la mala gestión de los recursos. ¿Qué días haré promoción? ¿Cuánto tarda el producto en llegarme? ¿Cómo será mi proceso de contratación?

Si tu establecimiento es mediano (de 5 a 12 empleados) nombra a un responsable de campaña quien será la persona que desarrolle la campaña de principio a fin, si no es así toca aumentar el número de horas de trabajo. 

EL LENGUAJE EN EL ESTABLECIMIENTO

El lenguaje es una herramienta clave que debe ser estudiada y definida en cualquier comercio o empresa. Cada sector hace uso de un argot específico que se desarrolla en consonancia al tipo de trabajo que desarrollan, así una tienda de informática utilizará palabras como hardware, puertos, conexiones inalámbricas, etc en cambio un comercio de venta de productos de fontanería marcará su lenguaje por pulgadas, conectores, rosca, etc.

Las grandes multinacionales implantan dos vías de comunicación: una interna y otra externa, mientras la primera se rige por los tecnicismos propios del sector la segunda busca en todo momento la sencillez al expresarse evitando así que el mensaje entre cliente y trabajador pueda ser desvirtuado. En muchas ocasiones vamos a una tienda y a pesar de que nos están hablando en nuestro idioma somos incapaces de entender lo que nos quiere transmitir la persona que nos atiende.  Todo establecimiento que trabaje de cara al público debe preocuparse por adecuar su lenguaje al cliente.

Veamos dos ejemplos:

Una empresa que se dedica al diseño de cursos de e-learning podrá llegar a más clientes si en vez de utilizar una palabra anglosajona de reciente inclusión modifica su lenguaje y nombra a su producto “cursos online”.

Los empresarios en reiteradas ocasiones buscando demostrar su experiencia a un cliente exponen un mensaje envuelto en tecnicismos lo cual conlleva al cliente a rechazar su producto e irse a la competencia, ¿el producto ofrecido era bueno? Sí, pero no se vendió de forma adecuada.

Cuando nos dirigidos a un cliente debemos seguir los siguientes pasos:

1. Como es nuestro cliente: joven, una persona mayor, conoce el producto que va a comprar o no. Son datos que nos ayudarán a nosotros a crearnos un perfil de venta para así adecuar nuestro lenguaje al futuro comprador.

2. Comunicarnos. En base a la información obtenida previamente así debemos actuar. Si el cliente es una persona que ya conoce el producto nos exigirá información más concreta y técnica sobre el producto adquirir, si por el contrario solo tiene en mente el precio y tiene una vaga idea del producto, el comercial debe ayudar lo máximo posible sin entrar en un vocabulario complejo.

Nunca lo olvidemos: El empresario al servicio del cliente, nunca al revés.