La mayoría de las empresas conocen la ISO 9001 como única norma de referencia para avalar la calidad del servicio, sin saber que hay otras muchas normas específicas que se desarrollan para trabajar en servicios concretos como es el caso de los servicios sanitarios.

Nuestro cliente, un centro de oxigenación hiperbárica, confió en nosotros para encontrar una solución al caos que sufría la organización de la clínica, como consecuencia de la salida de la empresa de la única persona en la que se apoyaba la gestión y la prestación del servicio.

Tras la valoración conjunta con dirección, se consideró que la mejor opción era implantar además de la ISO 9001, la UNE 15224 de Calidad en la Gestión de Servicios Sanitarios, ya que cubría aspectos concretos de la gestión del servicio en el centro médico.

El proceso ha sido arduo ya que han sido muchos los procesos de los que se ha mejorado su control y gestión, pero ha merecido la pena este trabajo para sentar las bases de una organización sólida y con proyección de fututo.

La dirección nos ha trasladado su plena satisfacción ya que gracias a nuestro trabajo y a las directrices marcadas por la UNE 15224, podrá gestionar los servicios de su centro sanitario de una manera mucho más eficaz y de calidad.