En el contexto medioambiental que vivimos y siendo la preservación de nuestra tierra un requisito a tener en cuenta, no existe una herramienta más eficaz para la optimización de una empresa a nivel ambiental que el certificado ISO 50001 de Eficiencia Energética. Veamos algunos de sus beneficios:

– Ayuda a determinar las fuentes energéticas de la organización
– Se establecen indicadores de control
– Se obtienen reducciones significativas de forma sencilla

Todo lo anterior repercute, además, en forma de beneficios económicos en cualquier empresa llegando ser muy significativos dependiendo del tipo de actividad.

Disponer del certificado ISO 50001 de Eficiencia Energética nos garantiza que cumplimos con el nuevo Real Decreto 390/2021, de 1 de junio, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios: y con el Real Decreto 56/2016 relativo a la eficiencia energética, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía.

¿Es compatible con la ISO 14001:2015 de Gestión Ambiental? Rotundamente sí. El certificado ISO 50001 va dirigido a establecer un sistema focalizado en las fuentes de energía, lo cual es una parte de la ISO 14001, mientras que esta última dispone de un espectro mayor, analizando todos los ciclos de vida de todos los aspectos ambientales.