La norma IFS Logistics forma parte de la familia IFS, y está enfocada al sector del transporte de alimentos y almacenamiento, entendiendo como tal, centro de picking o almacenamientos temporales, ya sea de productos o materias primas en seco, en frío o congelados.

Esta norma, tiene por objeto garantizar que el proceso de transporte y/o almacenamiento de la cadena alimentaria cumple con los requisitos de calidad, inocuidad y legales aplicables, en definitiva, asegurar que la carga llega a los centros de distribución (Mercadona, Lidl, Carrefour, ASDA, etc.) en condiciones óptimas para su venta.

La evolución en los últimos años de la norma IFS Logistics ha sido exponencial debido a que, tras un largo periodo de crecimiento de IFS Food en las empresas productoras, estas han visto como su esfuerzo se veía mermado a causa de incidencias en el transporte, recibiendo quejas y reclamaciones del cliente final, los centros de distribución.

¿Es costosa? A diferencia de IFS Food, los requisitos para la mayoría de las empresas de transporte se centran en adecuar la documentación y formar al personal; si bien es cierto que en ocasiones se demanda la implantación de nuevos sistemas informáticos de gestión.